Equipo esencial para bebé y mamá: las primeras seis semanas

Probablemente te preguntes qué necesitarás durante las primeras semanas de vida del bebé. Afortunadamente, hoy existen muchas comodidades que facilitan el cuidado de los más pequeños. A continuación te mostramos las cosas que, según los expertos y los padres, no deben faltar.

Algunos de los artículos indispensables son: su cuna, un asiento seguro para el auto, pañales y artículos para alimentarse, transportarse y mantenerse seguro. Pero también existen cosas que no son esenciales, pero hacen la vida más fácil y entretenida (y puedes pedir que te las regalen).

Alimentación
Almohada de lactancia: Son unos cojines muy prácticos que te ayudan a sostener al bebé mientras le das la papa.

Baberos: Evitan que la ropa del bebé se manche con saliva o leche.

Crema para los pezones: Dar pecho puede resecar los pezones, por lo que las cremas especiales para estos ayudan a combatir este problema y alivian el dolor. Puedes pedirle a tu doctor que te recomiende una.

Extractor de leche: Sirve para que el bebé pueda tomar tu leche aunque tú no estés con él en ese momento, o incluso sirve para que el papá establezca un vínculo especial al alimentarlo.

Mamaderas: Aunque tu intensión sea dar lactancia materna y directa hasta los seis meses de vida de tu bebé, tal como aconsejan los especialistas, deberás tener a mano algunos biberones en el caso de que tú debas salir a algún trámite importante y se requiera alimentar a tu hijo con tu leche, pero a través de mamadera. Considera tener un par que tenga una capacidad de 120 cc y que posea un chupete anticólico.

Cambio de pañales

Pañales: Generalmente, se prefieren los pañales desechables. Pero puede que prefieras los pañales de tela por motivos ecológicos. Incluso existen pañales biodegradables. En cualquier caso, debes tener una buena cantidad, ya que necesitarás entre 10 a 12 pañales al día en este período. Los pañales desechables conviene más comprarlos en paquetes grandes (50).

Toallitas húmedas para bebé: Sirven para limpiar el potito del bebé al cambiarlo.

Crema para las coceduras: Aquellas a base de óxido de zinc o petrolato son las mejores, porque protegen la delicada piel del bebé contra las rozaduras de pañal.

Mudador: Vienen con cosas muy útiles, como una barandilla protectora y espacio para guardar objetos.

Bolso Pañalero: Será muy útil cuando salgas y tengas que llevar todo lo necesario para mudar al bebé. Debe ser cómoda y práctica. Recuerda incluir un colchoncito portátil para cambiar pañales, una bolsa impermeable para los pañales mojados y un lugar para guardar las llaves, tu billetera y otras cosas.

Para dormir

Cuna: Aunque al principio no duerma en la cuna, sino en un moisés, es imprescindible.

Colchón: Debe ser firme de resortes o de espuma para la cuna.

Ropa de cama: Debes tener al menos 2 juegos de sábanas para la cuna. Pero ten cuidado de no dejar las mantas y edredones en la cuna, porque la ropa de cama suave puede provocar la muerte súbita del bebé.

Hora del baño

Tina de plástico: Es ideal por su seguridad y porque evita que te duela la espalda.

Toallas de algodón con capucha: Es una forma excelente de mantener al bebé seco y calentito luego del baño.

Transporte

Mochila portabebé frontal o cangurera: Como a los bebés les gusta mucho sentir los latidos de la mamá, es bueno que lo lleves en una cangurera, que además te deje las manos libres para hacer otras cosas.

Coche: Los recién nacidos no beben sentarse (hasta los 3 meses o hasta que desarrollen lo suficiente los músculos del cuello), por lo que es necesario un cochecito que se recline hasta quedar casi totalmente horizontal. Si vas a comprar un coche nuevo, debe tener ruedas anchas, correas ajustables y ser fácil de maniobrar.

Asiento de bebé para el auto: Es muy peligroso llevar a un bebé en brazos en el auto. Para un recién nacido existen 2 opciones: un asiento de orientado hacia atrás, que sirve para un bebé de menos de 9 kilos, o un capazo para bebé que puedas atar con el cinturón de seguridad. Existen también asientos convertibles, que pueden estar mirando hacia atrás o hacia adelante, y pueden ser usados por bebés o niños.

Accesorios
Mantitas: Puedes envolver al bebé y acurrucarlo, abrigarlo, limpiarlo, etc.

Chupetes: Los bebés aman chupar. Además, pueden tranquilizar al bebé si está inquieto o cuando llora al no estar contigo.

Sólo para mamá

Sostenes para la lactancia: Los senos cambian con el embarazo en forma y tamaño, por lo que es bueno comprar sostenes de algodón puro sin aros, que son más cómodos. Puedes elegir entre los que se abrochan en la espalda o al frente.

Discos para el sostén (desechables o lavables): Si colocas esos discos en las copas de tu sostén podrás mantenerlos secos mientras no amamantes al bebé.

Toallas y protectores: Te servirán para el sangrado posparto (loquios) que irá disminuyendo gradualmente.

Toallitas húmedas y crema para hemorroides: Aunque nunca hayas tenido hemorroides, pueden aparecer debido al esfuerzo para empujar durante el parto.

Bolsitas de hielo, almohadillas frías de gel o compresas heladas: Servirán en caso de desgarro de la zona genital durante el parto, aliviando el dolor y la inflamación.

Un comentario

  1. Yo no recomiendo comprar una almohada de lactancia, recomiendo comprar una Multipropósito ya que la puedes usar cuando estás embarazada y luego en la lactancia. Yo me compré la de Summer Infant en http://www.almohadaspremama.com , os la recomiendo.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>