Amamantar a tu bebé, todo un placer

La lactancia materna es la forma de alimentación más sana, completa y natural que puedes ofrecer a tu bebé, pero no siempre es coser y cantar, y a veces, se complica.

Los primeros días son fundamentales para establecer las pautas de lactancia y evitar problemas. Con estos trucos te resultará más fácil empezar a dar el pecho a tu recién nacido.

– Dar el pecho todo el rato que el bebé quiera. La leche del final es la que más sacia y engorda por el alto contenido en grasa, aunque la succión sea más lenta y el niño se quede dormido.

– No poner horarios para las tomas ni interferir en la lactancia con chupetes y tetinas. El bebé en el primer mes d se confunde con facilidad con los sustitutos de goma y puede rechazar el pecho, o colocar mal la boca y causar grietas a su madre y poca producción de leche.

– No continuar con la toma si causa dolor. Para finalizarla, se aconseja meter el meñique por un costado de la boca del niño para deshacer el vacío que se ha hecho y retirar el pecho sin tirar, pues esto puede lesionar el pezón.

– No lavar el pezón antes y después de la toma, ni aplicar cremas, ni frotarlo. Es suficiente con la ducha diaria y mantenerlo limpio. El pecho no necesita ninguna preparación durante el embarazo.

– Si se notan los pechos hinchados, conviene que el pequeño amamante con frecuencia.

– No comprimir las mamas con sujetadores a presión o discos absorbeleches. Es mejor cambiarse de ropa a menudo si se moja, y al menos durante la noche, se recomienda no usar sujetador.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>