7 pautas para su “cuarto de mayor”

¡Qué rápido pasa el tiempo desde que traemos a nuestro bebé o bebés recién nacidos, y su cunita es enomre para ellos hasta que de repente, ya necesitan su propio cuarto de mayor. Alrededor de los 3 o 4 años, los niños ya comienzan a ser pequeñas personitas con personalidad definida y armas, como el habla, para expresarlas.

La mayoría de los niños de estas edades ya quieren una habitación con su mesita, escritorio, lamparitas y su cama. Pasar de dormir en una cuna a su camita, para ellos es un mundo y lo consideran como un gran paso.

Pero los padres, deben tener en cuenta estos 7 tips que comentamos aquí para que tanto ellos como el niño o la niña se sientan a gusto con la nueva habitación de la casa. Debemos pensar que el “inquilino” de ese cuarto va a ser un niño, y eso es algo que no debemos perder de vista:

1. El suelo de la habitación debe ser de PVC ¿por qué? Porque este tipo de suelo reúnen las características esenciales para la habitación de un pequeño como son resistencia, lavable, cálido y suave al tacto.

2. Las paredes en un tema muy importante a tener en cuenta. Pensamos que no los niños no pueden estar quietos y que seguro mancharán, rayarán y harán incluso algún “escaspón” a la pared. Por eso, recomendamos que estas se pinten con pintura plástica o lavable y que se coloque un zócalo de un material también lavable y en un color más sufrido. No es necesario que supere los 80 0 90 centímetros.

3. En cuanto a la iluminación,como consejo, cuanto más partido se saque a la luz natural mucho mejor. Las ventanas que tengan cortinas de telas finas y claras para aumentar así la claridad. En cuanto a la luz artificial, lo ideal es colocar un aplique en la pared o lámpara de techo. Es bueno si podemos obtener un regulador de luz, para los días que esté más nervioso y le cueste más dormir, etc.

4. En cuanto a la decoración, ya dependen del gusto de los padres y los peques, pero sí os gustan podéis decorar las paredes con vinilos. La mayoría son desechables y pueden cambiarse por otros distintos. Incluso si queréis podéis convertir la pared en una pizarra gigante con pintarla con pintura de pizarra. Sólo es necesario dar un par de manos y dejarla secar bien.

5. La camita. El colchón es lo más importante. Este no debe ser ni muy duro ni nuy blando para que su espalda no se resienta. Las camas nido son una buena opción, sobre todo, cuando traiga algún amiguito a dormir.

6. Colocar cestos de grandes dimensiones y si podéis de ruedas que adornes y sirvan incluso de sillitas pero que su objetivo y finalidad sea el de albergar todos los juguetes. Al final del día, es aconsejable que los padres pierdan un ratito de su tiempo enseñándoles a recoger su cuarto, que ellos lo vean como un último juego.

7. Otra idea de decoración: colocar ganchitos en la pared, separados al menos 50 cm y atar un cordón de lado a lado para que coloque sus dibujos a modo de expositor. Cuando vengan familiares y amigos seguro que vuestro hijo disfrutará enseñándolo atodos.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>