Ictericia fisiológica del recién nacido

La ictericia fisiológica es una alteración que les provoca una coloración amarillenta. Puede darse tanto en niños que nacen en su momento, como en niños prematuros, aunque es mucho más frecuenta que la sufren los niños que nacen antes de la fecha prevista.

Esta alteración se caracteriza por teñir la piel del bebé de un color amarillento, junto con las membranas mucosas y con los ojos.

¿Por qué sucede esto?

Todos los bebés nacen con un exceso de glóbulos rojos que ya no son necesarios después del parto. Estos glóbulos rojos se van destruyendo y liberan una pigmentación derivada de la hemoglobina llamada bilirrubina. El hígado, es el órgano del cuerpo encargado de eliminar este pigmento gracias a la bilis. Pero si el hígado no se ha completado correctamente, no es capaz de eliminar este pigmento. Es por eso, por lo que la piel de los bebés queda teñida, porque la pigmentación queda en la piel del bebé. A los pocos días del nacimiento, el hígado termina su proceso de maduración y ya es capaz de eliminar esta pigmentación.

Tratamiento

No existe, ni es necesario, ningún tipo de tratamiento, ya que esta ictericia fisológica desaparece a la semana de nacer. Sólo requerirá tratamiento si los niveles de bilirrubina son muy altos o si se prolongan más de lo necesario.  Si se requiere un tratamiento, ese será la fototerapia.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>