Masajes para aliviar el cólico del lactante

Cuando son muy recién nacidos, los bebés con la ingesta de leche, bien a través de la lactancia materna bien por biberón, sufren los denominados cólicos del lactante que suelen tener lugar entre la primera semana y el tercer o cuarto mes de vida.

Durante el cólico, el pequeño experimenta un dolor agudo en el vientre que le provoca un llanto desconsolado, le impide relajarse y altera su ritmo de comida y de sueño. Lo habitual es que estas molestias se pasen cuando su sistema digestivo empiece a madurar, pero mientras tanto, os damos algunos consejos sobre como realizar masajes al bebés para estimular el sistema digestivo, el estómago y los movimientos naturales del mismo, porque todos los cuidados del bebé son muy importantes para su crecimiento y desarrollo.

ESTIMULACIÓN DEL ESTÓMAGO

Mientras el bebé chupa el chupete o el dedo de mamá y papá se coloca una mano, de mamá o papá en la boca de su estómago y realiza suaves movimientos circualres en el sentido de las agujas del reloj, ejerciendo una pequeña presión en dirección a los pies del bebé. Al mismo tiempo, sujeta el chupete con la otra mano y levántalo un poco hacia arriba para que el pequeño chupe con más insistencia. El masaje debe durar cinco minutos.

Si quieréis ESTIMULAR LOS MOVIMIENTOS NATURALES DE ESTE, la mami o el papi debe colocarse en el lado derecho del bebé y colocar su mano izquierda en la boca del estómago del bebé. A continuación, debe relaizar movimientos circulares en el sentido de las agujas del reloj, ejerciendo una ligera presión en dirección a los pies del bebé. Al mismo tiempo, desliza la otra mano, derecha a iezquierda, por su abdomen recordando que su abdomen empieza en la boca del estómago y termina en la pelvis. El masaje debe durar de cinco a siete minutos.

Para el ESTIMULAR EL APARATO DIGESTIVO necesitaréis también el chupete del pequeño y mientras este lo chupa, un dedo del padre o madre en su defecto, colocáis una mano debajo de la cabeza del bebé como si fuera una almoahada, y sujetáis el chupete con la otra. A continuación, tira ligeramente de este como si quisieras sacarlo de la boca del bebé. El movimiento hará que el pequeño chupe con más fuerza. Vuelve a la posición inicial y repite la operación. El masaje debe durar cinco minutos.

Recordad que estos ejercicios deben realizarse siempre antes de las tomas. Si no quiere, es bueno no obligarle a recibir estos masajes y tampoco conviene aplicarlos cuando esté dormido.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>