La crisis de lactancia

El término “crisis de lactancia” es un término ambiguo aunque real para muchas madres que piensan que no tienen leche. Se debe a ciertos períodos en los que la madre cree que no tiene leche. Si da el pecho a demanda, sale más leche, y asunto resuelto. Si por el contrario le entra el pánico y comienza a darle biberones al bebé cada vez le saldrá menos.

¿Qué influye?

Existe lo que se puede llamar “crisis de los tres meses” (no es exactamente a los tres meses), que es el pánico que le entra a muchas madres a esa edad del bebé porque se junta muchas cosas de las que no le han advertido:

  • La madre se notaba al comienzo de cada toma la bajada de la leche; ahora ya no la nota.
  • Los pechos antes parecían llenos y se llenaban aún más entre las tomas; ahora parecen siempre vacíos (¡pero no lo están!) y blandos.
  • El niño hacía varias cacas al día; ahora está varios días sin hacerla (no es estreñimiento, y no hay que tomar medidas).
  • La leche goteaba, había que usar un empapador en el sujetador; ahora ya no gotea.
  • El bebé estaba más de 20 minutos en un pecho; ahora acaba en cinco o en dos minutos y si le intentan obligar a mamar más, se enfada.
  • El bebé engorda cada mes menos que el anterior (¡claro!). A partir de los cuatro o cinco meses, el niño suele empezar a despertarse varias veces cada noche.

En estas circunstancias la madre se asusta y piensa que se ha quedado sin leche. Para subsanar esa crisis lo único que hay que hacer es ir seguir dando el pecho, no intentar obligar a mamar al bebé cuando no quiera y no dar ningún biberón.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>